Secreto Ibérico acompañado con alcachofas en tempura

Una buenísima combinación, por el agradable sabor amargo de la alcachofa, pero también dulce, y la sabrosa carne del secreto.

Secreto Ibérico a la plancha

El secreto de cerdo, compradlo ibérico que no tiene paragón, es una carne sabrosísima y, bien cocinada, muy tierna y jugosa. Antes era difícil encontrar este producto en los supermercados pero cada vez lo es menos.
Cantidad y preparación:

  • Unos 150 a 200 gr de carne por persona

Sobre una plancha muy caliente (debe salir humo… y no os asustéis por eso) ponemos los trozos del secreto ibérico -sin salar- y los dejamos sin absolutamente una gota de aceite, ya que ésta carne tiene suficiente grasa y al asarla bien la perderá. Cuando le hayamos dado la vuelta es el momento en el que podemos añadirle un poco de pimienta y cuando esté hecha añadimos la sal, preferiblemente sal gorda o tipo maldon. Punto importante: no salar en crudo.

 

Alcachofas en tempura

Ingredientes y preparación
3 o 4 alcachofas por persona

Las alcachofas cortarlas en cuartos y ponerlas en un bol con agua y un chorro de limón para evitar que se oxiden y se pongan negras. Reservar y escurrir en el momento que vayamos a freírlas.

 

 


Para la tempura:

  • 40 g de harina tamizada
  • 160 cl de agua muy fría
  • 1 huevo o una yema de huevo

En cualquier supermercado podemos encontrar un preparado para tempura que sólo se debe mezclar con agua y seguir las instrucciones para obtener un resultado que suele ser bastante bueno. Sin embargo, si decides preparar tu la masa no supone mucho trabajo y el resultado es mejor.
Elaboración de la tempura:

  1. Batir el huevo y el agua y luego añadir la harina
  2. Mezclar poco, es fundamental para que la tempura una vez frita quede crujiente.
  3. El agua debe estar muy fría. Mejor de la nevera y si puede ser déjala en el congelador unos 15 minutos antes de utilizarla.
  4. Utilizar la masa inmediatamente.
  5. Freir en aceite muy caliente. Mejor en aceite vegetal o de oliva de 0,4º. Para saber si el aceite está en su punto, echamos una gota de masa: si cae al fondo, está demasiado frío, si no llega y sube hacia la superfície, ya podemos freír.
  6. Freímos los alimentos poco rato, dos minutos o tres como máximo, y los retiramos cuando han subido a la superficie y vemos que se empiezan a dorar.
  7. Freímos poca cantidad cada vez, para que el aceite no se enfríe demasiado, y cuando retiramos los alimentos con una espumadera procuramos sacar también todos los restos de masa.
  8. Debe quedar crujiente, pero no mucho, y con un color pálido, lejos del tostado de otros rebozados.

Con este rebozado para las alcachofas podemos disfrutar de la saludable alcachofa sin que tengan el inconveniente de coger mucho aceite. Con esta receta salen crujientes y muy sabrosas.

 

 


 

 

 

Ya podéis servirlo y disfrutarlo. ¡Bocado de dioses!

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.