COMMEMEMUCHO

La reivindicación de la sepia frita

Si preparáis esta receta de sepia frita en casa os harán la ola y lo mejor es que no tiene ningún secreto en su preparación.

En algunas partes de Andalucia, como Huelva, Cádiz o Sevilla, a la sepia se la conoce por choco y se le da el nombre de jibia en otras regiones como Cantabria. También se conoce la conoce por choco, en general, a la sepia de pequeño tamaño.

La fritura en la cocina andaluza se distingue por su uso incondicional del aceite de oliva que se produce principalmente en las provincias de Jaén, Córdoba, Sevilla y Granada. En la fritura andaluza los alimentos se sumergen en harina (sin huevo ni otros ingredientes), que puede ser harina de garbanzos (harina de repostería). Luego se fríen en gran cantidad de aceite de oliva muy caliente. La sepia frita es un clásico en tierras andaluzas.

La eterna discusión es si utilizar aceite de oliva o aceite de girasol. Yo prefiero el de oliva porque considero que el aceite de girasol no es bueno para las frituras. Al menos no es tan bueno como el de oliva porque este está preparado para resistir altas temperaturas sin que llegue a degenerar.  El aceite de girasol resiste peor.

En todo caso, si freís con aceite de girasol mejor que no lo reutilicéis. Y realmente reutilizar cosas está bien, pero en mi casa el aceite de freír el pescado va siempre a la basura, mejor dicho, al reciclaje. Estoy de acuerdo en que usar un aceite de oliva virgen para freír–no hace falta recurrir al Extra Virgen, y además es más barato- puede parecer un derroche, aunque es el mejor. Hay alternativas más baratas como los refinados.  Quiero haceros notar que un buen aceite de oliva virgen crece en la sartén y no es necesario utilizar tanta cantidad.

Vuelvo a comentar que esta receta de sepia frita es muy sencilla de preparar, conocida en Andalucía como chocos fritos a la andaluza, simplemente rebozado en harina. Esta fritura andaluza es espectacular, se hace rapidísimo y resulta un aperitivo perfecto.

Nos costará 5 minutos de limpiar la sepia y cortarla y lo que nos cueste de rebozar y freír. Como mucho media horita y tenemos un plato magnífico de sepia.

Sepia frita

Ingredientes

  • 1 sepia (podéis usar sepia fresca o congelada, previamente descongelada)
  • 1 taza de harina de trigo o harina de garbanzos (unos 150 Gramos)
  • 1 pizca de Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Limón

Preparación

  1. Es más engorroso que difícil, por aquello que al cortar la sepia se escurre un poco.
  2. Lavad y cortad la sepia o choco en tiras pequeñas.
  3. A continuación, colocad la harina en un bol amplio o un plato hondo y rebozad bien los trozos de sepia para que queden completamente cubiertos de harina. No hace falta que sequéis la sepia, se empapará mejor de harina.
  4. Y ya directamente freíd en una sartén con abundante aceite de oliva muy caliente.
  5. Cuando saquéis la sepia de la sartén depositadla sobre papel de cocina para que desprenda el exceso de aceite.
  6. La sal, si ponéis, siempre después de freir.

A tener en cuenta a la hora de preparar este plato:

En la fritura no podemos pasarnos de tiempo ni quedarnos cortos. Dependiendo del tamaño de los trozos el tiempo será variable pero siempre me suele funcionar dejarlos hasta que se doren e ir sacándolos trozo a trozo. Tened en cuenta que los tentáculos precisan de más tiempo de fritura. Si no les dais el tiempo necesario os quedarán como chicle.

Podéis tomarla sóla, o con un poco de limón, con all i oli o como más os apetezca. Está deliciosa

Salir de la versión móvil