COMMEMEMUCHO

Cómo preparar una tabla de quesos

Una tabla de quesos preparada por un profesional es, para mi, uno de los mayores placeres de la vida y si, además, el vino está bien escogido (Parejas famosas: días de queso y vino) ya vas directo al séptimo cielo.

Imaginad que vienen unos amigos a cenar y se os ocurre preparar una tabla de quesos. Si está bien currada ya tenéis un tercio de cena solucionado. Pero en el momento en el que vais a comprar los quesos comienzan vuestros problemas y  miedos. No se os ocurre qué quesos comprar ni cuántos. No sabéis en qué orden ponerlos en la tabla, qué tipo de pan le irá bien a los diferentes quesos que se ofrezcan.

¿Serviréis mermelada o no es una buena idea?¿frutos secos, dátiles, ciruelas pasas, higos?, ¿y el vino?. Ahora ya os estáis poniendo nerviosos. Trataré de ayudaros con unos cuantos consejos sencillos que confío os sirvan de orientación.

Una tabla de quesos debería llevar 5 o 6 quesos

Para empezar, la presentación:

Podéis servirlos en una tabla de madera o de esas que tienen azulejos (muy limpias), o bien de las de pizarra negra, que tanto se llevan ahora. También se pueden servir en una bandeja cubierta de hojas frescas de higuera o parecido (lo que podáis conseguir). Haceos con un cuchillo de punta bífida, de los que sirven para pinchar el queso, y sacadlo con la tabla. Si queréis rizar el rizo poned el nombre de cada queso (o su procedencia) al lado.

Sacad cuchillos diferentes para usar con los quesos azules y los tiernos

El orden será de más suave a más fuerte y es conveniente, si se ofrecen quesos muy fuertes como puede ser el azul, sacar un cuchillo a propósito para el.

De qué quesos constará la tabla:

Los expertos aseguran que no puede apreciase el sabor de un queso cuando ya has probado más de media docena pero, como no todo el mundo tenemos los mismos gustos, podéis servir una tabla con un surtido de entre 6 a 8 quesos. Depende de los gustos de las personas que vayan a compartir la tabla, si las conocéis o no. Pero como punto medio, y siguiendo la costumbre francesa, podéis preparar una tabla con 6 a 8 quesos de modo que todos puedan probar como mínimo 4 y disfrutarlos.

Si se ofrecen 6 quesos ya es posible representar la mayor parte de las opciones a tener en cuenta, por ejemplo:

¿Y con qué pan se pueden acompañar?

Los panes de hogaza, los palitos salados y las galletas saladas no son los únicos acompañantes de la tabla de quesos. Hay mucho donde elegir y lo importante es decidiros por un pan que no interfiera con el sabor del queso. La recomendación es huir de un pan duro y seco con quesos duros y secos. Una buena idea es combinar un buen pan de centeno con quesos intensos y cremosos, y un pan suave y tierno con un buen camembert, …

Si no se tiene la seguridad de acertar mejor apostar por sólo un par de tipos de pan: un pan blanco versátil o un integral suave u uno de centeno. También puede servirse panes crujientes como regañás, crackers, bastones de hojaldre y pan de centeno tipo Knäckebröd, por ejemplo.

Diversos tipos de pan y frutos secos para acompañar el queso

A TENER EN CUENTA:

Tabla de quesos

¡Espero que estas indicaciones os sean de ayuda!  ¡Disfrutad vuestra tabla de quesos!

 

Salir de la versión móvil