COMMEMEMUCHO

Como preparar el perfecto “Tea Sandwich”

El siempre popular “English Afternoon Tea” (té inglés de la tarde) no se concibe sin sus no menos populares sándwiches.  Hay muchas variedades de sándwich, pero los sándwiches de pepino y ensalada de huevo son los más tradicionales.

Los sándwiches forman parte  de los componentes clave de esta experiencia culinaria muy británica. Otros son el té, por supuesto, el más importante, y una bonita colección de dulces como cupcakes, scones, y cookies.

La tradición del té de la tarde comenzó a principios del siglo XIX entre las personas que  sentían que necesitaban un “break” (descanso) a media tarde.

Las clases altas servían lo que se conoce como un “Low Tea” (té bajo: el nombre le viene dado porque se servía en una mesa baja) y las clases medias y bajas, y los sirvientes, optaban por el “High Tea”  (té alto: servido en una mesa alta) alrededor de las 4 o 5 en punto.   

El té de la tarde se ha vuelto tan popular en Inglaterra en los últimos años que se utiliza también para acontecimientos como bodas y bautizos.  En los mejores hoteles del mundo se suele ofrecer el té de la tarde, que puede ser una experiencia gastronómica divertida para incorporar a unas vacaciones.

Por lo que respecta a los sándwiches, aunque son muy sencillos de preparar tienen sus trucos y sus requisitos para ser considerados “Tea Sandwiches”.   Por ejemplo, el pan del sándwich no debe llevar corteza lo que les da un aspecto más elegante y también los hace más delicados y fáciles de comer con los dedos. Otra regla es la mantequilla, que debe ser de muy buena calidad y lo más cremosa posible.  La mantequilla es un elemento imprescindible ya que  actúa como pegamento para mantener el relleno en su lugar, como en el caso de los sándwiches de pepino. Por último, hay tres formas permitidas, triángulo y rectángulo o en cuadrados pequeños. Esta última forma se reserva para la nobleza así que … 

Ingredientes:

Para los sándwiches de ensalada de huevo:

Para los sándwiches de pepino:

Preparación:

Primero preparad el relleno para los sándwiches de ensalada de huevo: Cortad los huevos duros en trocitos muy pequeños, agregar la mayonesa,  el berro, la sal y la pimienta  y mezclad bien.

Ya podéis montar los sándwiches:

Untad uniformemente con mantequilla todas las rebanadas de pan, tanto el integral como el blanco.

Extended una cantidad suficiente de ensalada de huevo en la mitad de las rebanadas de pan integral y cubrid con otra rebanada de pan integral.

Extended una capa uniforme de rodajas de pepino sobre la mitad de rebanadas de pan blanco con mantequilla, superponiéndolas ligeramente. Espolvoread con eneldo, sal y pimienta y cubrid cada una con una rebanada de pan blanco.

Cortad las cortezas de todos los sándwiches y cortadlos en triángulos y rectángulos. 

 

Salir de la versión móvil