COMMEMEMUCHO

Granizado de limón, sabor a verano

 

Qué mejor para refrescar una calurosa tarde del mes de Agosto que un “granizado de limón”. Uno de los recuerdos que tengo de los veranos, cuando era pequeña, era el de disfrutar de un refrescante granizado de limón que preparaba mi madre.

Es muy frecuente encontrarlo en bares, cafeterías, heladerías y horchaterías. Los granizados más habituales son el granizado de limón (que se elabora con zumo de limón, azúcar y agua) y el granizado de café. Ambos granizados son muy fáciles de preparar. En el caso del granizado de limón solo necesitamos 3 ingredientes.

Ingredientes

Preparación

  1. Rallad los limones, siempre evitando la parte blanca, ya que amarga y no da buen sabor. Seguidamente verted la ralladura en un recipiente al que también echaréis el agua y las 7 cucharadas de azúcar. La cantidad de azúcar es más o menos orientativa, en función de lo golosos que seáis.
  2. Dejad macerar la mezcla al menos un par de horas, para que se disuelva el azúcar y el agua vaya tomando el sabor de la ralladura del limón.
  3. Transcurridas las dos horas, colad el líquido y metedlo en un recipiente apto para congelador. Metedlo en el congelador. Esperad a que esté totalmente congelado. A la hora de servir necesitaréis un punzón o o una herramienta como un tenedor para romper el hielo

Variante:

Otra forma de elaborar el granizado es añadiendo el zumo de un limón en lugar de la ralladura. En este caso, el color del granizado os quedará más blanquecino que en el caso anterior. Además tendréis que añadir más cantidad de azúcar para que no os quede demasiado ácido.

¡A disfrutar de vuestro granizado casero!

 

 

Salir de la versión móvil