Icono del sitio COMMEMEMUCHO

Crème Brûlée

Crème Brûlée 1

Muchos creen que la crème brûlée y la crema catalana son iguales pero no lo son. Si hablamos de las diferencias entre crème brûlée y crema catalana, la principal es que la base de la crema catalana es leche, yemas y almidón y su preparación es similar a la de la crema pastelera. La base de la crème brûlée es nata y yemas sin la presencia de espesantes como el almidón y se cocina al baño maría en el horno. Su textura podría asemejarse más al flan, aunque no es igual.

La crème brûlée es uno de los postres franceses más conocidos. Consiste en una crema que se espolvorea con azúcar para después quemarla y lograr así una capa de caramelo fina y crujiente con un aroma a vainilla simplemente inmejorable. François Massialot, en su libro de cocina Le nouveau cuisinier royal et bourgeois, finales S XVII, fue el primero en mencionar este genial postre.

Tradicionalmente, la Crème Brûlée se prepara en moldes anchos y poco profundos. Los moldes más anchos proporcionan mayor superficie para la caramelización del azúcar y se cocinan más uniformemente.

Para preparar el caramelo el azúcar blanco granulado es el mejor para este postre. ¿Por qué? Porque se carameliza rápidamente y también nos da una indicación de cuándo está caramelizado porque adopta un color marrón quemado muy identificable,

Ingredientes:

Preparación:

  1. Precalentad el horno a 200ºC.
  2. A continuación en un bol batís enérgicamente las yemas junto con el azúcar, hasta conseguir una textura ligeramente blanca y que doble su volumen.
  3. Mezclad la leche, la nata y la vainilla y lo incorporáis a la mezcla de las yemas. Mezclad bien.
  4. Llenad cada uno de los moldes con la mezcla.Colocad los recipientes en una bandeja de horno y agregad agua caliente hasta la mitad de la altura de los recipientes, para hacer el baño María.
  5. Hornead durante unos 25-30 minutos. Dejad enfriar y poned los moldes en la nevera un mínimo de tres horas.

A la hora de servir la Crème Brûlée poned un poco de azúcar por encima y quemadlo con una pala de quemar o un soplete.

Salir de la versión móvil