COMMEMEMUCHO

Cómo preparar unas lentejas con chorizo

Cuando oímos este viejo dicho: “Si quieres las comes y si no las dejas” todos sabemos que se están refiriendo a las lentejas. Hoy vamos a preparar las lentejas con chorizo.

Hoy tengo el propósito de animaros a preparar un clásico de toda la vida: Las lentejas con chorizo. Hasta que me puse a prepararlas por primera vez, pensaba que era uno de esos platos que sólo les sale bien a las madres. Siempre he pensado que las madres venían de fábrica con un chip que contiene conocimientos en educación de niños,  limpieza, costura y por supuesto  de cocina regional básica y varios másteres mas.

Dicho esto, las lentejas las puede hacer cualquiera que se lo proponga y es tan fácil como echar los ingredientes en una olla, añadir agua y dejar cocer. Vamos, como nos gustan a todos las recetas: sencillas, apetitosas y “resultonas”.

Es un plato típico de la cocina tradicional y  forma parte del menú semanal en muchos hogares, colegios, cafeterías de empresas, bares, etc.

 

Las lentejas tienen un alto contenido en hierro y aunque también tienen muchas calorías -si se controla la cantidad que se consume- son muy beneficiosas para controlar el peso, ya que también llevan zinc en su composición que ayuda a controlar el apetito, por lo que desaparece la sensación de hambre y no se tiene la necesidad de picar entre comidas. Por otro lado, estimulan el metabolismo y ayudan a eliminar líquidos. Por su alto contenido en fibra ayudan a controlar el estreñimiento. Su contenido en grasas instauradas es mínimo y ayuda a prevenir enfermedades cardio-vasculares.

Como veis, tienen un montón de propiedades. Se usan principalmente en platos de cuchara que resultan muy sabrosos. Y además son baratas. ¿Qué más podemos pedir? Ya sólo queda que te animes a preparar unas buenas lentejas con chorizo.

Mi secreto especial es prepararlas en una vieja cazuela de barro que he conocido casi toda mi vida en la cocina.

Lentejas con chorizo

Ingredientes

Ingredientes para 4-5 personas

  • 300 gramos de lentejas pardinas
  • 1 chorizo cortado a rodajitas
  • unos trocitos de panceta salada (opcional)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 patata
  • 1 zanahoria
  • 1 hoja de laurel
  • Agua, aceite y sal

No hace falta que añadais pimentón porque el sabor se lo aporta el propio pimentón de los chorizos.

Preparación

  1. En una cazuela o una olla sofreís la cebolla picada y los dientes de ajo partidos por la mitad. Removedlo y dejad que se rehogue durante unos minutos.
  2. Añadid  el chorizo, la panceta y la hoja de laurel y le dais unas vueltas. Por supuesto en cada casa hay una receta diferente para hacer lentejas con chorizo, o con lo que sea. Podéis añadir también un poco de tocino ibérico cuando pongáis el chorizo  a la fritura de la cebolla.
  3. A continuación echáis las lentejas y las cubrís con agua de tal forma que las cubra y las sobrepase unos 3 o 4 dedos. Dejad cocer lentamente alrededor de 45 minutos o hasta que las lentejas estén en su punto.
  4. Unos 20 minutos antes de terminar la cocción agregáis las patatas y la zanahoria cortadas en cuadraditos. Si veis que falta líquido podéis añadir más agua durante la cocción. Lo probais de sal al final, porque la panceta y el chorizo le aportan sal, y si es preciso lo rectificais.

Nota:

Independientemente del método utilizado para la cocción de las legumbres, los ingredientes ácidos (como los tomates y el vinagre) deben agregarse únicamente cuando las legumbres ya estén tiernas, o cuando se sirva el plato, ya que los ácidos y la sal pueden retrasar el proceso de cocción. Los condimentos como el ajo, la cebolla y las hierbas se pueden agregar al agua de cocción desde el principio.

… y querrás comértelas!!

Salir de la versión móvil