COMMEMEMUCHO

Pollo al curry con verduras

El pollo al curry es una receta muy típica del sur de Asía y difundida por el Reino Unido. El pollo al curry hindú (el original) lleva otro tipo de especias a parte del curry. Esta receta lleva especias más habituales en España,  ya que a veces es difícil encontrar todos los ingredientes necesarios para hacer un verdadero pollo al curry.

En esta receta de pollo al curry con verduras lo mejor es usar las pechugas del pollo ya que son más fáciles de cortar y el resultado será más vistoso. A la hora de comer si lo acompañáis con  cuscús o arroz conseguiréis un plato excelente.

Este plato es tan fácil de hacer que te enamorarás al instante. Es muy completo y con un sabor lleno de las increíbles especias que lleva.

Las  especias es mejor añadirlas al final de la cocción, para conservar más intenso su sabor y sobre todo su característico aroma. Siempre en pequeñas cantidades, para que no resulte demasiado fuerte y principalmente no amargue.

Pollo al curry con verduras

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 pechugas de pollo
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde, 1 rojo y 1 amarillo pequeños
  • 1 cucharadita de curry
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 o 3 guindillas
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1/4 cucharadita de jengibre
  • 1/4 cucharadita de comino
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • aceite
  • caldo de pollo

Preparación

Cortad la cebolla y los pimientos en trocitos muy pequeños, como de 1cmx1cm y el ajo muy pequeñito. Cortad el calabacín también en trocitos muy pequeños y lo reserváis. Cortad la pechuga en trocitos  pequeños de unos 2cmx2cm y lo reserváis.

En una cazuela poned aceite y rehogad la cebolla a fuego medio, le dais unas vueltas y añadís el ajo y el pimiento.

Cuando la cebolla y el pimiento ya casi esté, echad el calabacín y el pollo. Le dais unas vueltas y añadís las especias (no os volváis locos si os falta alguna, las imprescindibles son el curry, la pimienta negra molida y el cúrcuma). Ponéis un poco de caldo que cubra el conjunto y lo dejáis hervir unos 20 minutos o hasta que veáis que el pollo está tierno.

Lo podéis servir con cuscús o arroz blanco tipo Basmati.

¡ Seguro que os sale muy sabroso y apetitoso!
Salir de la versión móvil