Fabada asturiana al estilo tradicional

6Para preparar una fabada asturiana no tenéis que tener grandes conocimientos de cocina. Precisa de muy pocos ingredientes y es muy fácil de hacer, y resulta idóneo para días fríos y lluviosos.

El ingrediente que le da  nombre al plato es la «faba» y se acompaña del  «compango» (chorizo, morcilla y panceta).

El «compango» es un ingrediente típico de las cocinas asturiana, cántabra y gallega que se añade a todo tipo de potajes: con lentejas, berzas, etc. Hoy en día podéis encontrar el «compango» envasado al vacío en la mayoría de los supermercados españoles.

El secreto de una buena fabada asturiana es la calidad de los ingredientes, mejor una alubia de la granja,  y la cocción a fuego lento, cuanto más lento mejor, durante al menos 3 horas.

Fabada Asturiana

Ingredientes

(Para 4 personas)

  • 450 gramos Fabes de la Granja
  • 2 dientes de ajo
  • 2 chorizos asturianos
  • 2 morcillas asturianas
  • 200 gramos panceta
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Pimentón dulce (una cucharadita)
  • Hebras de azafrán
  • Sal

Preparación

  1. La noche anterior ponéis las «fabes» a remojo en agua fría. Elegid un recipiente grande porque las «fabes» crecen bastante. Las dejáis toda la noche.
  2. En una olla poned las «fabes», escurridas, en una olla de fondo grueso, y añadid el «compango» (los chorizos, las morcillas y la panceta), el laurel, un chorrito de aceite (¡no os paséis!), y lo cubrís con agua fría. Si el agua es dura es mejor utilizar agua mineral embotellada.
  3. Lo lleváis a ebullición a fuego medio-bajo, a medio tapar. Durante el proceso tendréis que retirar la espuma que va apareciendo en la superficie con la ayuda de una espumadera. Un par de veces durante el tiempo de ebullición deberéis cortar la cocción con un chorro de agua fría. A esto se le conoce como «asustar les fabes».        Es aconsejable que no remováis  las «fabes» con cuchara, sino solo cogiendo la cazuela por las asas y dándole un movimiento circular, para que las  «fabes» no se deshagan.
  4. 315.jpgCuando las «fabes» lleven dos horas hirviendo a fuego medio-bajo, cogéis unas pocas «fabes» y las machacáis con un par de hebras de azafrán (no os excedáis con el azafrán) y lo echáis a la olla para que el caldo coja un poco de cuerpo. Dejad cocer otros 30 minutos.
  5. En una sartén con un poquitín de aceite sofreís un par de ajos bien picados y cuando empiece a dorar añadid una cucharadita de pimentón dulce, removéis unos segundos con cuidado de que no se queme y lo echáis a la olla. Dejadlo  hervir durante 30 minutos más.

La sal la tenéis que añadir al final de la cocción. La sal acelera la cocción pero influye en  la consistencia de la legumbre haciéndola más harinosa que cremosa.

Dejadlas reposar al menos durante una hora antes de comerlas, mejor 2 o 3 horas. Se debe apreciar el sabor del compango y el retrogusto del humo de la morcilla, es decir, la fabada debe resultar sabrosa pero no grasosa.

¡A comer! ¡Disfrutadlo!

 

 

27 Comments

  1. Un clásico que siempre debe ir acompañado de sus sacramentos pese a las molestias nocturnas de las fabes

  2. est0 no se comenta esto se come jajajajajaja

  3. Looks delicous 😋 😋 😋

  4. Pingback: Fabada asturiana al estilo tradicional | EL RINCÓN DE MAR

  5. No sabía el truquito de machacar las judías para dar cuerpo al caldito, me lo apunto, una preguntita de aprendiz… ¿sirve abrir unas judías de lata de esas que cocina la abuelita de los anuncios de la tele?

    • Hombre!! Te puedes comer una Fabada Litoral, son bastante decentes pero no vale hacer una fabada con alubias precocinadas..😜

      • Yo soy adicto y las hay enlatadas que se pueden comer, la diferencia está en la calidad del compaño, yo muchas veces lo tiro directamente. Un truco para quitar el gusto a lata es calentar un poco al baño maría, lo suficiente para que la grasa roja se disuelva y vaya toda arriba, se quita la tapa y con una cuchara de postre se retira. Luego al comer se agradece y si se quiere un poco de color se puede poner un poco de chorizo o hacer un refrito con ajos y pimentón para acabar de calentar.

      • Opino que la fabada en conserva es probablemente uno de los platos preparados más fieles al original que existen. Me decanto por la de Litoral o Albo. Si quieres probar, para mejorar el sabor le pongo unos trocitos de tomate fresco (sin piel) en el fondo del plato y luego echo la fabada caliente encima.
        Pero, naturalmente, si te acostumbras a preparar la fabada casera no hay comparación. Cierto que es muy fácil pero requiere tomárselo con paciencia…3 horas a fuego lento…

      • Tengo que probar lo del tomate 😀👍

      • Este truco está especialmente bueno con las fabes con almejas. Un saludo 😀

      • Ahí me has pillado, yo fanes y almejas, por separado que juntas no me hace mucha gracia. 🖐️

      • Afortunadamente hay platos para todos los gustos. Yo no soy muy de marisco en general. 😀

      • Yo un buen cocido montañés o lebaniego o esta fabada no lo cambio por una mariscada 😂😂✋

      • Ahí coincido!!!!😉👍

      • 🖐️😁👍

      • Cierto, hay que reconocer que están bastante logradas, pero he de reconocer que suelo utilizar las de bote para cocinar, en casa los guisos no son muy apreciados por la mujer y un kilo de judías, garbanzos o lentejas… duraría varios años.

      • Cada uno debe adaptarse a sus usos y apetencias, de lo contrario la cocina sería una condena y no una afición.😀

      • Pero eso no significa que la mejor opción en este caso son la judías remojaditas toda la noche…

      • Nada es mejor ni peor, según las circunstancias…en cocina no hay nada escrito sobre piedra
        ..

      • No me des ideas que soy capaz de escribir las recetas sobre la encimera, con martillo y cincel…asi seria mas divertido limpiar la encimera.

      • 🤣🤣🤣🤣

  6. Muy de esta época ahora que empieza a refrescar😀🍽

Responder a juanmiguelesteban Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.