Tallarines al pesto Genovés

1.jpgEsta receta es muy reconocible por su llamativo color verde, tomado en préstamo de la albahaca.  El encanto del pesto reside en su sabor fresco y crudo. Nunca lo calentéis aunque sí podéis calentar el plato en el que vais a servir la pasta.

Me encanta esta receta porque es muy rápida y fácil. Si tenéis niños podéis añadir espinacas y eliminar la mitad de la albahaca  para agregar vitaminas al plato.

Tallarines al pesto Genovés

Ingredientes

Para 3 o 4 personas:

200 gramos de tallarines

Para la salsa:

  • 50 gramos de hojas de albahaca
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 15 gramos de piñones
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Preparación

Preparación de la salsa:

Por supuesto necesitaréis un mortero para hacerlo a la manera tradicional. Lo tendréis preparado en 10 minutos.

  1. Poned los piñones en una sartén al fuego sin aceite y tostadlos hasta que cojan color.
  2. Colocad los piñones tostados y el diente de ajo pelado y troceado en el mortero y picadlo.
  3. Agregad las hojas de albahaca y picadlas también.
  4. Añadid el queso rallado y ponedle una buena cantidad de aceite. Poned una pizca de sal y removed hasta tener una salsa homogénea.

Para que la salsa nos quede más sabrosa es secreto es no triturar los ingredientes en exceso.

Podéis preparar la salsa utilizando una batidora pero se corre el riesgo de que quede demasiado triturada.

3.jpgPreparación de los tallarines:

En una olla grande con abundante agua y sal coced los tallarines hasta que estén al dente. Lo mejor es seguir las instrucciones del paquete en cuanto a cantidad de agua y tiempo de ebullición.

Mezclad los tallarines recién cocidos con la salsa en un bol, una vez los hayáis sacado del fuego y escurrido.

 

 

 

7 Comments

  1. Una de las recetas que me suelo hacer y el pesto exactamente no se calienta…

  2. Delicia!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.