COMMEMEMUCHO

Carrilleras de cerdo estofadas

La carrillera (también conocida como carrillada) es una pieza de carne magra, muy melosa y jugosa, que se encuentra a ambos lados de la cara del animal (el carrillo). Se preparan tanto de ternera como de cerdo. Es un corte con una estructura gelatinosa que se puede preparar asado o a la brasa, pero es en guisos como ofrece más posibilidades y se aprovechan mejor sus cualidades debido a su alto contenido de colágeno, muy indicado para guisos con cocciones muy lentas y prolongadas.

El truco para conseguir unas carrilleras muy jugosas reside en cómo se cocinan. La carrillera se debe guisar durante bastante tiempo y a una temperatura no muy alta, teniendo mucho cuidado de no pasarse con la cocción porque la carne perdería gelatina y sabor.

Carrilleras guisadas

Ingredientes

Para unas 4 o 5 personas:

  • 1 kg de carrillada de cerdo (cada carrillada suele pesar unos 100 gramos) 
  • 1 cebolla 
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento rojo
  • 3 o 4 dientes de ajos
  • 1/2 vaso de brandy
  • 500 ml de caldo de carne
  • Una cucharadita de pimienta negra en grano
  • 1 cucharadita rasa de pimentón dulce
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de comino  
  • 1/2 cucharadita de  nuez moscada
  • Sal y aceite de oliva virgen extra

 

Preparación

  1. Trocead la cebolla y el pimiento en trozos regulares, el ajo en láminas y la zanahoria en rodajas.
  2.  Sazonáis las carrilleras y las selláis en una cazuela con aceite de oliva, procurando que se doren por todos los lados. 
  3. Sin retirar la carne, echad a la cazuela la cebolla, el pimiento, el ajo y el laurel. Lo removéis bien y lo dejáis cocer un par de minutos. Añadid el pimentón, le dais unas vueltas e inmediatamente añadís el resto de especias.  Añadid el brandy y dejad que se evapore el alcohol.
  4. Cuando se haya evaporado el alcohol ponéis el caldo, removed  y dejamos que se haga el guiso a fuego lento, sin que deje de hervir, una hora y media aproximadamente o hasta que esté la carne tierna, comprobando el punto de vez en cuando. A la media hora que hayáis comenzado con la cocción añadid la zanahoria.
  5. La salsa podéis hacerla pasando las verduras con el caldo por la batidora, apartando las hojas de laurel y podéis optar también por separar la zanahoria para servirla aparte.

La carne la servís caliente (podéis calentarlo al horno si habéis preparado la carne la víspera), acompañada por unas patatas, un puré de patata o de boniato o un poco de arroz blanco.

Salir de la versión móvil