COMMEMEMUCHO

Lomo adobado con cúrcuma a la plancha

El lomo adobado es un bocado exquisito. El adobo en la carne siempre contribuye a que ésta quede mucho más tierna y jugosa. Si os gusta el sabor de la cúrcuma, deberíais probar esta receta. Es muy simple y utiliza una pequeña cantidad de ingredientes, lo que permite que los sabores de los ingredientes tengan una fuerte presencia.

Si en lugar de lomo utilizáis secreto o pluma os quedará espectacular. Estas piezas contienen un poco más de grasa que aporta un gran sabor.  El colágeno de la carne de cerdo es lo suficientemente suave como para hidrolizarse en gelatina fácilmente. Ambas cosas contribuyen al sabor de la carne de cerdo. Al igual que la ternera, también se carameliza fácilmente, lo que contribuye aún más a mejorar su sabor.

Debemos tener cuidado porque si se cocina demasiado se secará. Si es posible, mejor que el cerdo sea ibérico.

El refranero popular está lleno de referencias al cerdo y sus productos. Probablemente  uno de los más conocidos sea «del cerdo, hasta los andares» que viene a decir que todos los derivados del cerdo son una auténtica delicia. Otro refrán dice «de la cabeza hasta el rabo, todo es rico en el marrano».

Disfruto de un buen jamón: jugoso, salado, rico en grasa de cerdo. También disfruto del tocino ahumado.Me gusta un buen trozo de secreto a la brasa o unas costillas a la parrilla. Y me gustan mucho las longanizas o salchichas de cerdo.

Si os gusta el cerdo como a mí, disfrutaréis del cerdo adobado. El plato resulta muy atractivo por su fascinante y potente aroma a tierra, su sabor a madera y su característico color amarillo.

Lomo adobado con cúrcuma a la plancha

Ingredientes

Para 3 o 4 personas:

  • 500 gramos de lomo
  • 3 ajos
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 2 cucharaditas de pimentón de la Vera dulce
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Para preparar el adobo:  machacad 2 o 3 ajos y añadid un par de cucharaditas de pimentón dulce y una cucharadita de cúrcuma, un chorrito de vino blanco y sal y pimienta.
  2. Cortad la carne a tiras finas y dejadla macerar en el adobo unas 2 o 3 horas antes de cocinarla a la plancha.

La plancha deberá estar untada en aceite y muy caliente. No cocinéis la carne en exceso para que conserve sus jugos y resulte más tierna.

Podéis acompañar el cerdo adobado con un poco de verdura a la plancha, una buena ensalada de tomate, de patata o bien con un arroz blanco.

Salir de la versión móvil