Icono del sitio COMMEMEMUCHO

Cómo hacer Tzatziki (Salsa griega de yogur y pepino)

Tzatziki

El Tzatziki está hecho simplemente con yogurt, pepino, aceite de oliva, hierbas frescas (generalmente menta o eneldo), ajo, jugo de limón y sal.

Es una salsa refrescante pensada para untar en pan pita o pan naan o para dipear con vegetales crudos o asados. Podéis utilizarla como salsa para un wrap o taco, con pollo, cordero, salmón o incluso para acompañar un plato de calamares.

Es conocido como plato tradicional de la cultura griega,  pero es más que probable que su origen sea turco, donde a algo prácticamente idéntico lo llaman cacik. Hace mucho tiempo, cuando el Imperio Otomano todavía estaba en pleno apogeo comercial, India ya preparaba la salsa raita a base de yogur. En aquel entonces, el pueblo indio estaba gobernado por una tribu persa a los que les gustaba un plato de arroz del norte de la India conocido como biryani  pero lo encontraban demasiado picante y lo mezclaban  con la salsa raita, una salsa fresca.

Cuando los persas volvieron a Oriente Medio, se llevaron consigo la salsa raita.  Los griegos, del Imperio Otomano,  disfrutaron inmensamente de esta salsa que poco a poco fueron transformando hasta que sus raíces indias desaparecieron. Así nació el Tzatziki (derivado de la palabra turca cacık).

Tzatziki, salsa de yogur y pepino ideal para combinar con ensaladas

El tzatziki es una de las cosas que más me gusta de la comida griega. Esta tentadora salsa de yogur y pepino es muy cremosa y llena de sabor. No os dará pereza prepararla porque es muy sencilla y la tendremos hecha en un plis plas.  ¡Hasta es posible que tengáis los ingredientes en casa!

Tzatziki, Salsa griega de yogur y pepino

Ingredientes

  • 1 pepino
  • 2 yogures griegos  sin azúcar (de 125 gr cada uno).
  • 1 diente de ajo
  • El zumo de medio limón
  • Sal y pimienta
  • 2 cucharadas de menta, eneldo o perejil picado (opcional). Lo mejor es que las hierbas sean frescas pero también las podéis utilizar secas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Lo primero, lavad muy bien el pepino porque no lo vamos a pelar. Lo partís a lo largo y le quitáis la parte central de las pepitas y luego lo partís por la central. Después, lo cortáis en tiras largas y  luego en cuadraditos pequeños. Estos cuadraditos de pepino los dejáis en un colador,  los saláis y los dejáis reposar unos minutos para que suelten parte del agua.
  2. Picáis el ajo. En un bol ponéis el yogur griego natural y añadid el pepino que tenéis reservado y el ajo, el zumo de medio limón y una cucharadita de eneldo (optativo). Mezclad bien.  Para terminar añadid el aceite de oliva virgen extra y rectificáis de sal.
  3. Servid frío. Si lo dejáis al menos un par de horas en la nevera, antes de servir, tendrá una consistencia más firme y un sabor más uniforme.

Tzatziki, Salsa griega de pepino y yogur

Notas:

Eliminad todo el líquido del yogur y del pepino para que el resultado sea más cremoso. El yogur lo podéis poner dentro de una gasa, y sobre un colador, para que drene durante al menos 1 hora para que elimine todo el suero. 

Podéis utilizar yogur normal sin problema y si lo queréis mas cremoso añadirle un poco de nata para compensar la grasa del yogur griego.

Podéis optar por no añadir aceite si queréis que sea más ligero y menos calórico. No obstante, si ponéis aceite utilizad un aceite de oliva de calidad virgen extra.  Merece la pena por el sabor y es más saludable.

Os aguantará unos 4 o 5 días en el frigorífico. Tapadlo con un poco de film transparente.

 

Salir de la versión móvil