Icono del sitio COMMEMEMUCHO

Pollo frito (marinado en limón)

Pollo frito (marinado en limón) 1

El pollo frito, bien cocinado, es uno de los alimentos más deliciosos del mundo. Jugoso, crujiente, … el pollo frito es sin duda apetitoso y un icono de la gastronomía americana.

Los orígenes del pollo frito son en gran parte desconocidos, según John T. Edge, autor de Fried Chicken: An American Story (Pollo frito: una historia americana) parece que no está claro si fueron los esclavos africanos o los sureños de ascendencia europea quienes primero se pusieron a freír el pollo. Los dichos sureños de ascendencia europea podrían haber sido los escoceses que llevaron el plato con ellos a América.

Lo que sí se sabe es que el pollo frito, tal como lo conocemos hoy en día, se originó en el sur de Estados Unidos. La comida del sur de los Estados Unidos se conoce como “soul food” (comida del alma) porque es rica, sustanciosa, y ¡te llena tanto el estómago como el alma!

La receta que os voy a dar es una adaptación de la receta de pollo frito sureño que resulta en una versión muy sencilla de preparar. Podéis servirlo con puré de patatas, ensalada, u otra guarnición de verduras.

Pero ¿hay alguna ciencia detrás de esa corteza tan perfecta que es el rebozado del pollo frito? 

Pollo frito (marinado en limón)

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 8 contramuslos de pollo (mejor de corral) deshuesados y sin piel
  • 1 limón
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de tomillo seco (opcionalmente estragón o mejorana)
  • 2 tazas de harina de trigo (aprox. 300 gramos). Una variante es agregar una 1/2 taza de pan rallado fino a la harina.
  • 2 tazas de leche (mejor entera)
  • 3 huevos
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva para freir (0,4º)

Preparación

  1. Una vez tengáis los contramuslos deshuesados y sin piel cortadlos en dos.
  2. En un bol mezcláis el zumo del limón con el tomillo y el perejil e introducís la carne. Tapáis el bol con film transparente y lo dejáis uno 30 minutos en la nevera.
  3. Transcurrido este tiempo, escurrís los trozos de carne, les ponéis sal y pimienta.
  4. En un bol, batid muy bien los huevos y añadid la leche. Seguid batiendo hasta obtener una mezcla muy homogénea. Reservad.
  5. En otro bol poned la harina.
  6. Pasad cada trozo de pollo por la mezcla de huevo y leche y luego por la harina. Procurad que la capa de harina quede gruesa.
  7. Una vez rebozadas las piezas, las iremos friendo en una sartén grande con aceite caliente. El aceite debe estar muy caliente (160-170°C) y sólo pondremos en la sartén unos pocos trozos cada vez, para que la temperatura no baje. Freíd el pollo hasta que esté bien hecho, crujiente y dorado por todos sus lados.
  8. Una vez fritos los trozos de pollo, sacadlos con una espumadera y dejad escurrir sobre papel absorbente de cocina para que pierda el exceso de aceite.

Tips

Salir de la versión móvil