COMMEMEMUCHO

Bizcocho de zanahoria con nueces

tarta de zanahoria sin cobertura

Esta es mi receta favorita para el bizcocho de zanahoria ( o pastel de zanahoria o carrot cake). Es absolutamente delicioso. Y lo podemos presentar con o sin cobertura.

Aunque normalmente al “carrot cake” se le conoce como tarta de zanahoria, realmente se parece más a un bizcocho por su preparación y consistencia, que es normalmente más densa que la de un pastel tradicional y tiene unas migas más gruesas.

No solo es el bizcocho de zanahoria con mejor sabor que he preparado nunca, sino que es muy fácil de hacer.
El carrot cake es un pastel húmedo y esponjoso, muy famoso en Estados Unidos aunque su verdadero origen es Inglaterra.

Los ingredientes necesarios para preparar este bizcocho son simples ¡apuesto a que los tenéis en casa!

Normalmente uso harina de trigo pero puede sustituirse parte de la harina por harina integral. Si lo que queréis es un bizcocho de zanahoria sin gluten, cambiad la harina por harina sin gluten. Así de fácil.

Además de la harina, necesitaremos un sobre de levadura química (la de Royal de toda la vida es la que yo uso) pero, opcionalmente, la podemos sustituir por bicarbonato sódico y un ingrediente ácido (zumo de limón o vinagre).  En este caso podemos mezclar 10 gramos de bicarbonato sódico con 70 ml de zumo de limón. Lo que queremos conseguir es que el bizcocho crezca y adquiera esponjosidad.

El aceite lo ponemos para que la textura del bizcocho resulte agradable, húmeda y esponjosa. Mejor un aceite de girasol o un aceite de oliva suave, de 0,4º por ejemplo, con un sabor neutro, no demasiado marcado ya que podría cambiarle el sabor.

El azúcar también proporciona jugosidad. Podéis utilizar azúcar blanco o una combinación de azúcar blanco y moreno. Si lo preferís, podéis poner un poco menos de azúcar. Si optáis por azúcar moreno tened en cuenta que el bizcocho os quedará mas oscuro.

Este bizcocho lleva bastante zanahoria.  ¡Es un bizcocho de zanahoria después de todo! Prefiero rallarlas a mano porque me gusta más la textura. Podéis utilizar el procesador de alimentos o comprarla ya rallada.

Otra opción es añadirle nueces. A mi me encantan, y lo prefiero, pero son completamente opcionales. Este bizcocho también admite una pizca de cardamomo y pimienta negra.  Y al agregar una pizca de sal a la masa esta hace que la intensidad de los sabores aumente.

El método para preparar bizcocho no puede ser más simple. Sólo hay que combinar los ingredientes ¡y eso es todo!

También podéis preparar un “frosting” o cobertura si lo deseáis para extenderla por encima.

Bizcocho de zanahoria

Ingredientes

Preparación

  1. Precalentad el horno a 180ºC, calor arriba y abajo sin aire
  2. Rallad la zanahoria, batid los huevos en un bol y mezclad ambos ingredientes.
  3. Añadid también el azúcar y el aceite y mezclad.
  4. Id añadiendo la harina, mezclada con la levadura, tamizada para que coja aire, y mezclándola con una espátula con cuidado y y movimientos envolventes.
  5. Añadid  la canela, la sal y las nueces y mezclad.
  6. Engrasad un molde, rellenadlo con la masa y horneadlo a 180º durante unos 45-50 minutos
  7. Cuando ya esté, (pinchad con un palillo y cuando salga limpio ya lo podéis sacar del horno), dejadlo reposar unos 10 minutos dentro del molde. Desmoldad y dejadlo enfriar.

Para preparar la cobertura:

  1. Dejad la mantequilla a temperatura ambiente hasta que adquiera la textura de pomada (mantequilla ablandada).  Podéis ablandarla poniéndola uno o dos minutos en el microondas con la función descongelar.
  2. Mezclad todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea. Extendedlo sobre el bizcocho.

Una de las tartas más clásicas que podemos encontrar en las cocinas inglesas

Una curiosidad: en Estados Unidos la  Carrot cake tiene su propio día conmemorativo.   El Carrot Cake National Day se celebra cada 3 de febrero.

Salir de la versión móvil