COMMEMEMUCHO

Scones con pasas (receta de Fortnum & Mason)

La receta de los  scones con pasas (Raisin Scones) de Fortnum & Mason, emblemática tienda situada en WestminsterLondres,  entre Hyde Park Corner  y Piccadilly Circus, es una receta simple pero excepcional y la han venido utilizando década tras década.  Ellos nos facilitan su receta y así nosotros no tenemos que renunciar a los  maravillosos scones de Fortnum & Mason solo porque no podamos ir a su cafetería a tomar el té de la tarde.

Un scone es una bollito pequeño hecho de mantequilla, azúcar y harina, quebradizo, denso y ligeramente dulce.

Los scones con pasas o sin pasas, tradicionales para el té de la tarde son redondos y se sirven con mermelada y clotted cream ( a medio camino entre mantequilla y nata, pero si no tenemos podemos sustituirla por mantequilla). El Salón de Té, en Fortnum & Mason, conocido como el Salón Diamond Jubilée, está situado en el 4º piso del edificio, y ha sufrido muchos cambios y transformaciones durante los últimos 300 años. Al principio lo utilizó la familia Fortnum como su vivienda particular.

Más tarde, en las décadas de 1920 y 1930, fue el domicilio de un negocio de decoración de interiores  y más tarde se convirtió en una tienda de antigüedades y el famoso  restaurante conocido como St. James’s.  Desde 2012 se reconvirtió en cafetería donde servir el “Afternoon Tea” a los nostálgicos. La historia del establecimiento ha estado siempre vinculada a la monarquía británica y fue inaugurado por la mismísima Reina Isabel II en 2012, en compañía de sus Altezas Reales la Duquesa de Cornualles y la Duquesa de Cambridge.

Extraído de las páginas del “Cook Book” (Libro de cocina) de Fortnum & Mason, nos dan la receta de sus scones con pasas que en algún momento era secreta y ahora tenemos la suerte de que la compartan con nosotros. La primera referencia escrita de la receta de los scones se remonta a 1513 y se dice que son originarios de Escocia.

Seguid cada paso con cuidado y disfrutaréis de los famosos scones de Fortnum & Mason en vuestra propia casa.

Y recordad: Los auténticos “comedores de scones recomiendan partirlos con las manos. Dicen que se arruina su textura pero yo los parto con cuchillo ¡nadie es perfecto!

Partid el scone por la mitad, untadlo de mantequilla (¡una buena cantidad!) y ponedle mermelada. Comeos cada trozo por separado. No se os ocurra hacer una especie de “sándwich”  juntando las dos mitades con la mantequilla y la mermelada en el medio. ¡No está bien visto! … esa es la teoría pero está buenísimo lo comáis como lo comáis.

Scones de Fortnum & Mason

Ingredientes

  • 400 gramos de harina de trigo
  • 20 gramos de levadura (tipo Royal)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 115 g de mantequilla fría sin sal, cortada en cubitos
  • 80 gramos de azúcar glas
  • 175 ml de leche entera
  • 1 huevo, ligeramente batido, para pintar los “scones
  • Azúcar glas para espolvorear
  • 50 gramos de pasas sultanas

Preparación

  1. Tamizad la harina, el polvo de hornear y la sal en un bol, luego agregad la mantequilla (fría) y frótadlo con las yemas de los dedos hasta que tengáis una mezcla que parezcan migajas finas.
  2. Añadid el azúcar y las pasas. Agregad la leche y amasadlo hasta que tengáis una masa suave y seca pero NO TRABAJÉIS MUCHO LA MASA porque de lo contrario los scones os saldrán duros.
  3. En una superficie de trabajo enharinada (puede ser el banco de la cocina), extended la masa hasta aproximadamente de 1,5 cm de grosor y cortad con un cortador redondo de unos 5,5 o 6 cm (si no tenéis cortador puede servir un vaso..). Volved  a extender los sobrantes de pasta para aprovecharlo todo.
  4. Colocad los scones en una bandeja para horno, forrada con papel para hornear. Pintad con el huevo batido y dejad reposar 30 minutos más. Meted la bandeja en el horno precalentado a 180º C  y hornead entre  12-15 minutos, hasta que hayan subido y se vean doraditos.
  5. Sacad del horno, dejad enfriar y espolvoread con azúcar glas antes de servir (opcional).

Esta es la receta de scones de pasas de Fortnum & Mason. Por favor visitad la receta de “scones, también de este blog, en la que hay una serie de consejos que os pueden servir a la hora de preparar los “scones”. La receta no es exactamente igual pero sale muy buena también.

Los scones se sirven templados y se deben comer en el día, pero se pueden congelar cuando están fríos y a la hora de comerlos basta con descongelarlos en el horno durante unos minutos a 160ºC. Otra alternativa es utilizar el microondas en la opción de descongelar. Poned un minuto e id con cuidado de no pasaros de tiempo.

Opcionalmente, según la receta de Fortnum & Mason, podéis espolvorear los scones con azúcar glas pero para mi gusto es excesivo
Salir de la versión móvil