Saltar al contenido.

Victoria Sponge Cake

 

¿Qué hay más británico que un “Victoria Sponge Cake”?

Un clásico “Victoria Sponge Cake” es siempre el protagonista indiscutible a la hora de tomar el té. Cada bocado es un bocado de nostalgia. Este pastel le debe su nombre a la Reina Victoria, a quien siempre le gustaba tomar el té con un acompañamiento dulce.

Por lo general los ingleses lo llaman simplemente “Sponge Cake” (bizcocho). El  tradicional bizcocho de Victoria lleva mermelada de frambuesa y nata. Si solo lleva mermelada, se llama “Jam Sponge”(esponja de mermelada) y si lleva nata también “Victoria Sponge” (bizcocho de Victoria). La mermelada y la crema están entre dos bizcochos (por eso también se la conoce como “Victoria Sandwich”). La parte superior de la tarta no lleva ninguna decoración. Es muy sencillo y fácil de preparar y sólo hay que tener cuidado  con el tiempo de horno y la temperatura.

12

Ingredientes:

Para la masa

  • 225 gramos de mantequilla
  • 225 gramos de harina de repostería (con levadura incorporada)
  • 225 gramos de azucar
  • 4 huevos batidos

Molde redondo de 220 cm de diámetro aproximadamente

Precalentad el horno a 180ºC. Untad el molde con mantequilla. En un recipiente o bol grande mezclad la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una pasta uniforme y esponjosa.  Añadid entonces los huevos batidos poco a poco y, por último, la harina tamizada (pasad la harina por un colador fino o tamiz para deshacerla en partículas más finas).

Verted esta pasta en el molde y horneadlo durante 20 0 25 minutos hasta que el bizcocho esté inflado. Dejad enfriar y desmoldad. Cuando esté frío cortadlo  por la mitad. Un truco es colocar  palillos en todo su contorno, por la mitad, todos a la misma altura. De este modo, después cortáis justo por encima de los palillos y así  es más fácil que el corte quede recto y que las dos partes del bizcocho tengan el mismo grueso.

Para el relleno:

  • 1 bote de mermelada (fresa, arándanos, frambuesa…)
  • 300 ml de nata
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Batid la nata y el azúcar glas hasta que obtengáis una mezcla firme y colocad la mezcla sobre una de las mitades. Sobre la nata poned la mantequilla y por último cubridlo con la otra mitad del bizcocho. Podéis espolvorear por encima con azúcar  glas.

Servid inmediatamente.

¡Espero que os guste!

 

 

12 Comentarios »

  1. Sin duda sencillo pero rico, a mi me gusta más con mermelada solo y eso si más británico que los sándwiches de pepino nada con su té, desgraciadamente yo prefiero las galletas de mantequilla (butter biscuits) y el café espresso italiano, seremos herejes 😈😈😈😈😈😇😇😇😇👍👍👍👍

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: