Los huevos de Pascua

Si algo llama la atención en los escaparates de pastelerías y panaderías estos días de Semana Santa es  la gran presencia de huevos de chocolate.  “Huevos” y “chocolate” son “sinónimos”  de Semana Santa, cuando la estación cambia de invierno a verano. 

IMG_20190408_103651833
Escaparate de Panadería Macián (Castellón) -2019
IMG_20180320_174927555.jpg

¿Conocéis la historia de esta tradición y por qué celebramos estas fiestas con huevos de chocolate?

Desde tiempos antiguos al huevo siempre se le ha relacionado con la fertilidad, con un nuevo principio y con el renacimiento. A medida que la Cristiandad se propagó a través de Europa absorbió e incorporó muchas creencias y costumbres paganas. Como símbolo de una nueva vida, el huevo representaba la resurrección de Jesucristo.

La decoración de los huevos es una costumbre que precede a la cultura Cristiana. Culturas de diferentes partes del mundo decoran huevos en diferentes épocas del año.  En los siglos XVII y XVIII nació la idea del juguete con forma de huevo. Se hacían, se vendían y se regalaban a los niños en Pascua. A menudo se rellenaban con dulces.

Se cree que los primeros huevos de Pascua de chocolate se hicieron en Alemania y Francia en el siglo XIX.  El primer huevo de chocolate en Reino Unido se creó en Bristol por la compañía lJ. S. Fry & Sons, Ltd., compañía británica dedicada a la fabricación de chocolate . En 1847 la compañía produjo la primera barra de chocolate que se conoce como tal.  La mundialmente famosa CADBURY se hizo cargo de la empresa en 1971.

Otras compañías comenzaron a fabricar Huevos de Pascua y pronto el mercado del huevo de chocolate se extendió a América y otras partes del mundo.

Regalar huevos de chocolate en Domingo de Pascua no es solo una tradición consumista como algunos piensan. Su origen tiene una larga tradición que se ha vivido  a lo largo de generaciones desde hace muchísimos siglos. Si en vuestra familia existe la tradición de regalar huevos de Pascua a los hijos en Semana Santa, sería interesante que todos conociéramos algo más sobre esta bonita historia.

Los huevos de chocolate y el conejo de Pascua

 

osternest-das-darf-alles-rein.jpgLa tradición de los huevos está muy arraigada en Estados Unidos, en centro  Europa y sobre todo en Inglaterra. Los cristianos católicos que seguían la abstinencia de la Cuaresma, no podían comer  huevos ni productos lácteos, entre otras cosas, Una vez terminada la Cuaresma se regalaban los huevos  a los hijos.

Aunque se siguen regalando huevos de gallina en muchos países, desde el siglo XIX se regalan huevos de chocolate, los preferidos por los niños ¡claro!

Y me pregunto:  y el conejo, ¿qué pinta en toda esta historia?  Pues el conejo es  una fantasía inventada por los padres para ilusionar a los niños el domingo de Pascua. Los niños creen que es el conejo es el que trae los huevos. Los padres esconden los huevos de chocolate  la casa y los niños van a buscarlos el domingo de Pascua. El conejo es un personaje creado para la Pascua, como papá Noel se creó para la Navidad.

¡Disfrutad de la Pascua y, si tenéis la oportunidad, de un magnífico huevo de chocolate!

 

huevo-de-pascua.jpg

10 Comments

  1. Avatar

    Hemos regresado a la infancia y los huevos de pascua son un vicio, además buena dosis cultural y lo curioso es la paganidad lo bien que la adapta la religión… no abusemos de manjares y feliz pascua , Happy Easter, Passover…

  2. Avatar

    Love these guys!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.