Cheesecake al estilo de Nueva York

Hace ya muchísimos años, la primera vez que fui a Nueva York, descubrí el «Cheesecake». La «New York Cheesecake» es, sin lugar a dudas, una de las especialidades más famosas de la repostería americana y conocida en todo el mundo.   

Es una receta tan antigua que se cree se remonta a la  antigua Grecia. La mención atestiguada más temprana de la tarta de queso es del médico griego Aegimus (siglo V aC), quien  escribió un libro sobre el arte de hacer tartas de queso.  Una versión más moderna se encuentra en «Forme of Cury», en el libro de cocina inglés de 1390. Sobre esta base, el chef Heston Blumenthal ha argumentado que la tarta de queso es una invención inglesa.

La versión moderna de la tarta de queso americana  se desarrolló en 1872, cuando a William Lawrence,, fabricante de quesos  de Nueva York, que trataba de reproducir una variedad de queso francés, accidentalmente se le ocurrió una manera de hacer un «queso fresco»  más suave y cremoso, base de la actual tarta de queso.

El pastel de queso moderno tiene dos versiones diferentes. Junto con la tarta de queso al horno, algunas tartas de queso se hacen con queso crema crudo sobre una base de galleta picada. Este último tipo de pastel de queso fue inventado en los Estados y es al que llamamos «New York Cheesecake» (Tarta de queso de Nueva York). En realidad la autoría de esta versión  se le atribuye a Arnold Reuben, un joven alemán que llegó a Estados Unidos para dedicarse a la restauración y que tras ser invitado a una cena donde probó una tarta de queso no paró hasta conseguir su propia versión: la del «New York Cheesecake».

La receta es muy sencilla y no necesita horno:

Ingredientes:

  • 50 gramos de galletas (normales o tipo Digestive)
  • 140 gramos de queso crema
  • 100 gramos de leche
  • 20 gramos de mantequilla
  • 1 sobre de cuajada en polvo
  • 40 gramos de azúcar glas

Preparación: 

Necesitaréis 1 molde redondo.

  1. Triturad  las galletas hasta obtener unas migas grumosas e irregulares o finas fino, según prefiráis y entonces mézcladlo con la mantequilla (calentad un poco en el microondas para que os resulte más sencillo de mezclar) hasta obtener una masa homogénea.
  2. Cubrid la base del molde con esta masa y repartidla apretando muy bien. Dejad que se enfríe en la nevera o en el congelador para que  se endurezca un poco.
  3. Mientras tanto, mezclad la cuajada en polvo, el azúcar glas y 80 gramos de leche hasta disolverlo todo bien.
  4. Calentad el resto de leche restantes con el queso crema y, cuando empiece a hervir, añadid  la mezcla que habéis preparado antes. Removed bien y retirad del fuego en cuanto vuelva a hervir.
  5. 3Verted esta mezcla al molde donde tenéis la base de la galleta, dejad que se enfríe un poco y ponedlo en la nevera hasta que se endurezca la la parte cremosa. Tardará como mínimo dos horas.

 

 

 

CHEESECAKE

 

 

Una vez cuajado, desmoldad la tarta  y comedla tal cual o la cubrís con un poco de mermelada y fruta, según vuestro sentido artístico os dicte. 

 

28 Comments

  1. Mmmmmmm! cheese cake! with some good coffee too. 🙂

  2. Cheesecake Para nosotros tarta de queso, rica, por cierto yo coincido con eso de antecedentes ingleses, como rara porque en Nueva York mucha herencia holandesa, eso si debo decir que en lo personal las tartas de queso las pruebo de pascua a ramos después de un empacho en Oña, ya sabes que ocurren con estas cosas…😘😘😘🙈🙈🙈🙈🤔🤔🤔🤔😋😋😋😋

    • A mí me gustan mucho con fruta. Por cierto que mi trabajo de fin de máster en comercio exterior fue la internalización de la tarta de queso de una fábrica y no veas cómo nos pusimos de tartas!!!! 😋😋😋😋😋😘😘😘

  3. Qué rica está…me encanta la cheesecake 😍!!!!!

    un abazo Alicia, que pases un buen domingo 🤗😀

  4. La verdad es que con un buen dulce me ganas y de paso evito el puré de patata , eso si no excesivamente empalagoso con dulce de leche y demás como muchos postres argentinos 😘😘😘😘😘 y de ti cualquiera 👍👍👍👍 un gosua vasco

    • Estamos de acuerdo!! Dulces si pero no empalagoso. Un buen hojaldre, un cruasán bueno, bueno. ….con un café con leche… Y ya, ya sé, nada de puré de patatas para tí.. 😄😄👍👍👍👍👍😘😘😘😘😘😘😄

  5. Madre mía qué rico!

  6. This cheesecake recipe looks wonderful

  7. This looks luscious!

  8. Looks delicious. Made my mouth water and I just had dinner.

  9. Mi favorito 🤤 se ve riquísimo

  10. The cheescake looks delicious. I will certainly bake it. Thanks for the recipe 🙂
    (El pastel de queso se ve delicioso. Ciertamente lo hornearé. Gracias por la receta 🙂 )

  11. The consistency looks oh-so perfect! 😀

  12. Lo voy a hacer en cuanto pueda! Si no tengo polvos de cuajada…¿Con que lo puedo substituir?

  13. Hola Ester, Los ‘sobres de cuajada‘ es un preparado que se encuentra en cualquier supermercado en España y con el que se puede hacer un postre lácteo que imita a la cuajada de verdad, a la natural.
    Lo cierto es que fuera de España no es fácil encontrarlo, ya que es un producto muy local. Lo más habitual es sustituir la cuajada por GELATINA NEUTRA, sea en hojas o en polvo. La cantidad dependerá del tipo de gelatina que utilices, pues dependiendo del fabricante tiene un poder de gelificar que puede ser distinto de otra gelatina, por lo que lo ideal es leer las indicaciones, si por ejemplo, se tiene que cuajar un litro de leche, en el caso de los sobres de cuajada serán necesarios dos sobres (24 gramos), y en el caso de la gelatina puede rondar los 15-20 gramos.
    .Este «sobre de cuajada» es lo que se utiliza muchas veces como «gelificante» para realizar diferentes tipos de postres ya que aporta una textura agradable y es muy fácil y rápido en su elaboración. Además de cuajar como hace una gelatina, aporta un sutil sabor lácteo.
    Espero haberte ayudado y ¡suerte con tu cheesecake! Un abrazo,
    Alicia

  14. Pingback: Tarta de queso tradicional – Commememucho

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.