Saltar al contenido.

Cómo preparar una deliciosa salsa boloñesa

La salsa boloñesa es una de las salsas más populares  para acompañar a los platos de pasta. Procede de Italia, concretamente de la región de Bolonia.

Los secretos de esta rica e icónica salsa italiana datan de la antigüedad, alrededor del siglo I a.C., cuando los romanos conquistaron las Galias. Curiosamente surgió no como una salsa, sino como un segundo plato de carne.

Aunque actualmente su nombre está asociado con la ciudad de Bolonia, la relación entre la receta y la ciudad no es clara hasta la Edad Media. A partir de la Edad Media los franceses fueron quienes  exportaron otra vez el Ragú (la salsa boloñesa) a Italia. “Ragú” viene del verbo francés “Ragouter”, que significa«abrir el apetito» La receta llegó a Bolonia en la Edad Media a través de su Universidad, por la gran circulación de estudiantes y profesores por toda Europa.

Aunque hoy en día es una salsa hecha para acompañar la pasta como espaguetis, tallarines y tortellini, la idea original de este plato era un guiso de carne. A lo largo de los años, la receta ha sido modificada, pero tradicionalmente la carne se cocinaba primero en leche para ablandarla. Esta receta fue  depositada en 1982 en la Cámara de Comercio de Bolonia para ayudar a mantener esta delicadeza gastronómica lo más auténtica posible.

Ingredientes (para unas 4 personas):

  • 250 gramos de carne de cerdo picada
  • 250 gramos de carne de ternera picada
  • 100 gramos de panceta  
  • 1 Zanahoria mediana
  • Media Cebolla
  • 2 tomates de pera cortado a trozos
  • 1 hoja de apio
  • 1 hoja de laurel
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 vaso de leche
  • 1 vaso de vino blanco
  • sal y pimienta al gusto
  • 60 gr de de tomate natural concentrado (lo encontraréis envasado)

Preparación

  1. Picáis  la cebolla, la zanahoria, el apio y los ajos y los echáis a una cazuela o una sartén grande donde habréis puesto el aceite a calentar.
  2. Cuando veáis que empieza a pocharse,  entonces añadís la carne picada y la panceta cortada muy pequeñita.
  3. Cuando la carne ya haya cambiado de color, agregad la hoja de laurel y el vino blanco, bajad el fuego al mínimo, para que se haga despacito, y dejad evaporar mientras removéis.
  4. Después agregad el tomate picado en trozos, el vaso de leche y el concentrado de tomate. Aunque a los 20 minutos ya aparente estar hecho, la tradición para hacer una buena salsa boloñesa exige una larga cocción. Por eso vais a dejar que vuestra boloñesa se cocine a fuego lento durante al menos 1 hora y media más.

Para que no se os quede seca la salsa mientras dura la cocción, podéis ir añadiendo agua cuando veáis que se está secando mucho.

bol3.jpg

En España, y en muchos otros países, es muy habitual servir la salsa boloñesa  con espaguetis pero en Italia se sirven con otras pastas largas pero anchas como los fetuccini o los papardelle.

A la salsa boloñesa se le puede añadir por encima un poco de pimienta negra recién molida y si os gusta, un poco de queso parmesano.

espaguetis-boloc3b1esa11-e1532790859545.jpg

20 Comentarios »

  1. Pues a mí me gusta más con la pasta pequeña como los tiburones y comerlo a cucharadas. Una variante casera para comodones, por supuesto yo, es una buena salsa de tomate con un refrito de trozos menudos de panceta, chorizo, salchichas frankfurt y un poco de pimentón, en mi caso, picante.
    Saludos Alicia 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: