Un aplauso para la anfitriona

Un año más nos hemos reunido en casa de mi cuñada Magda. Un año más la comida de Navidad ha sido un éxito: resultado de un trabajo bien planificado, bien ejecutado y sobre todo hecho con cariño.

La disposición de la mesa, diseñada por mi sobrina Paula era un regalo para la vista. Paula se dejó llevar y disfrutó preparando la mesa. No escatimó en detalles y tardó dos horas en terminarla pero ¡valió la pena! Saber poner la cubertería de manera adecuada, hasta la elección de una mantelería y vajillas acordes con la ocasión, es importante si queremos conseguir una mesa de Navidad elegante.

Mi cuñada, dos semanas antes, planificó los aperitivos que iba a servir ese día, y los preparó y congeló para dejar la menor cantidad de trabajo posible para el día de Navidad. La presentación de los platos fue magnífica.

El resultado lo podéis ver en las fotos siguientes, que hablan por sí solas.

2018-12-25-15-32-08

12 Comments

  1. Un aplauso para Magda, parece un autentico buffet de buen restaurante y la verdad es que riquísimo seguro, la verdad es que yo cada día como menos y más en estas fechas pero eso no quiere decir que no se pueda disfrutar de homenajes como este, enhorabuena… todavía quedan unas cuantas comilonas.

  2. Que buena pinta tiene todo, felicidades !!

  3. ¡Qué nivel! Todo muy bonito y apetecible 😋

  4. Muy bonito y elegante.

  5. Trabajazo. Enhorabuena.
    Fuerte abrazo.

Responder a Luis de Laos Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.