Cómo preparar arroz pilaf

Rice pilaf with herbs in a white bowl
Arroz pilaf con perejil

El arroz pilaf es un arroz muy sencillo que suele utilizarse como acompañamiento.

Lo importante al cocinar el arroz pilaf básico es dorar el grano en aceite con cebolla o ajo y especias para darle algo de sabor y después agregar el caldo o el agua para su cocción a fuego lento. Suele utilizarse un arroz de grano largo aromático, tipo basmati.  Los granos del arroz deben quedar sueltos.   

Además de la cebolla, también podemos añadir guisantes, zanahorias en dados, pimientos picados o champiñones salteados, o incluso ingredientes de sabor dulce como pasas, grosellas secas, albaricoques secos picados o nueces. Se puede condimentar con una pizca de azafrán, algunas especias o incluso ralladura de naranja.

Arroz con pasas y almendras
Arroz pilaf con pasas y piñones

Estas adiciones le dan al arroz una mezcla de texturas y sabores, y lo convierten en un acompañamiento fácil de personalizar para acompañar cualquier plato.

El truco indispensable:  ¡añadid una hoja de laurel durante la cocción!

El arroz pilaf es un arroz seco que no debe removerse durante la cocción y se prepara con cebolla y ajo pochados. El arroz se rehoga para sellarlo, se añade caldo de pollo o de verduras y cuando está al dente se retira del fuego, se deja reposar unos minutos y se espolvorea con perejil fresco picado y pimienta negra.

El arroz pilaf es perfecto para acompañar platos de carne y curry.

Arroz pilaf

Ingredientes

  • 1 taza (aproximadamente 185 gramos) de arroz blanco de grano largo (tipo basmati)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cebolla mediana y 1 ajo, cortados en brunoise
  • 1 y 3/4 de taza de caldo de pollo, caldo de verduras, agua o una mezcla de agua y caldo
  • Sal y pimienta
  • 1 hoja de laurel
  • Perejil fresco picado

Preparación

  1. Poned el arroz en un colador y enjuagadlo bien con agua fría. No es necesario que sequéis el arroz antes de cocinarlo. Reservad el arroz.
  2. En una cazuela freid la cebolla y el ajo en un poco de aceite de oliva a fuego medio. Cocinadlo hasta que la cebolla esté translúcida y suave.
  3. Agregad el arroz a la cazuela y removedlo bien. Dejad que se cocine removiendo con frecuencia, hasta que las puntas del arroz se vuelvan translúcidas y el arroz tenga un olor fragante y tostado.
  4. Añadid el caldo o el agua, el laurel y salpimentad. Aumentad el fuego a medio-alto. Llevad a ebullición y tapad la cazuela. Tan pronto como el agua empiece a hervir, reducid el fuego. Cocináis el arroz con la cazuela tapada durante 15 a 18 minutos sin remover. Al final, comprobad que el arroz esté tierno y haya absorbido todo el líquido. Si no es así, tapad y cocinad unos minutos más, agregando unas cucharadas de agua si es necesario.
  5. Retirad la tapa y removed el arroz con un tenedor. Para servir podéis espolvorearle un poco de perejil fresco picado y opcionalmente unas láminas de almendra previamente tostadas.

4 Comments

  1. Interesante pero para una buena cocinera de la comunidad valenciana es un arroz un poco pobre comparado con los arroces de por esas latitudes

  2. Muy buena idea, permite acompañar muchos platos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.