Cómo preparar morcillas de orza

IMG_20190505_132507843

La morcilla de orza debe su nombre al recipiente de barro, alto y sin asas, que solía usarse para guardar alimentos en conserva. La orza es una vasija que se usa desde la antigüedad para conservar en aceite los productos de la matanza del cerdo.

El embutido de orza es un plato típico de las épocas de matanza. Antiguamente no había un sistema de refrigeración para la conservación de los alimentos y entonces se freía embutido (longanizas, chorizos, morcillas…) y las costillas de cerdo y el lomo, y se guardaban en orzas con aceite para que la carne se conservase. Hoy en día esta preparación mantiene su nombre pero actualmente se utilizan botes de cristal en lugar de orzas.

Las morcillas que podéis ver en las fotografías son morcillas de cebolla de Xirivella, reconocidas como las mejores morcillas de cebolla de la Comunidad Valenciana. La morcilla de Xirivella se elabora esencialmente con cebolla, sangre y tocino, y también se le agregan sal y especias.

Puesto que las morcillas que conservamos en aceite ya están cocinadas se pueden consumir sin ningún tipo de preparación como tapa o plato principal, guarnición de bocadillo, frías o calientes ¡Están riquísimas!

Morcillas de orza

Ingredientes

  • Morcillas de cebolla ya oreada (que estén sequitas para que no se deshagan al freirlas)
  • Aceite de oliva virgen extra

4
Se dejan secar los embutidos antes de freír para que no revienten al freírlos en el aceite.

Preparación

  1. Se pone aceite a calentar en un recipiente (puede ser una sartén o un cazo). Tiene que haber suficiente aceite para cubrir las morcillas. Se van friendo y colocando en el tarro o la orza donde las vayamos a guardar. Al finalizar desechamos este aceite.
  2. Ponemos aceite limpio a calentar hasta que humee y lo dejamos que se enfríe. Una vez frío lo metemos en los tarros hasta que cubra bien todo el embutido, cerramos los botes y los guardamos en la despensa.

IMG_20190505_130453498

Y ya lo tenemos para una buena temporada…para hacer arroz al horno, para tomar con huevos fritos y patatas ¡o lo que nos apetezca!

5 Comments

  1. Avatar

    Que pasada Alicia! Mira que aprendo contigo. Y mira que me quedo con antojos! ahora de morcilla! 🙂

  2. Avatar

    porque poner aceite limpio a calentar. no puede servir aceite limpio en crudo?

    • Avatar

      Hola José, tengo que reconocer que me has hecho pensar muchísimo. A veces cocinamos con recetas heredadas y las aceptamos como dogma de fe. No tengo argumentos para tu pregunta. Lo hago así porque siempre lo he hecho así. Por esto, porque no es una respuesta que me satisfaga, voy a investigar y/o preguntar y trataré de aclararlo. Gracias por tu consulta. Haré lo posible por contestarte. Un saludo, Alicia

    • Avatar

      Buenos días José, me has tenido dando vueltas a este tema y buceando por internet para dar con la respuesta.
      Lo que he sacado en claro es que parece que calentar el aceite para “desahumarlo” es una práctica que hemos heredado de nuestras abuelas y madres pero que en la actualidad no tiene sentido. Se calentaba el aceite, o desahumaba, para quitar los defectos de sabor del aceite ya que solían tener un sabor muy fuerte. Puede ser que hoy en día os encontremos con aceites con defectos de sabor: rancios, atrojaos (sensación de atrojado se percibe como sabor a “estiércol”, corteza de queso, o pies sudados), … pero si utilizamos un AOVE se hace del todo innecesario. En este caso podemos echar directamente el aceite en crudo.
      Gracias de nuevo por tu consulta. Tanto es así que voy a modificar la entrada con esta aclaración y corregiré la receta de mi madre. Feliz domingo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.