Tortilla de lechuga

No, no estoy inventando la tortilla de lechuga. Ya la tomaba de pequeña pero es algo que creo que hoy en día se está perdiendo totalmente. Dicen que esta tortilla se preparaba mucho a mediados del siglo pasado, sobre todo en Andalucía, para aprovechar las hojas más duras de la lechuga, las exteriores. Primero se hervían y luego se preparaban en tortilla. Así no tiraban nada. Es una receta poco conocida e inusual, pero el resultado es realmente sorprendente.

Esta es una forma de reciclar las hojas verdes externas de la lechuga y preparar un plato simple y económico. Por lo tanto, no tiréis las hojas exteriores de lechuga o las que habéis lavado ya, las tenéis guardadas en la nevera y aún no habéis consumido con riesgo de que se os estropeen rápidamente.

IMG_20200111_190025347.jpg
Un poco de lechuga para preparar nuestra tortilla

Las tortillas en general se pueden enriquecer con casi cualquier ingrediente, patatas, atún, queso, jamón, calabacín, morcilla, espinacas, alcachofas, patatas, pimientos, berenjenas, gambas… ¿por qué no de lechuga? Es fácil, es económica y es distinta. Sorprended en casa con esta variante.

Los hay que añaden, a la lechuga,  un poco de cebolla, o  unos champiñones, otros ponen un poco de zanahoria, otros combinan la lechuga con el atún, también se puede añadir algún tomate seco. Yo la prefiero solamente con lechuga ¡la encuentro más fresca!

Un consejo es que utilicéis un tipo de lechuga que tenga sabor y no resulte insípida. A mi me gusta la lechuga romana pero cualquier lechuga vale.

Excelente receta para una cena improvisada para esos días que “no tenemos nada” en la despensa.

Tortilla de lehuga

Ingredientes

Ingredientes para 1 persona:

  • 2 huevos
  • lechuga
  • Sal y aceite de oliva virgen
  • 1 ajo (opcional)

Preparación

  1. Primero lavad las hojas de lechuga, escurridla bien y la cortáis en tiras finas. Si queréis añadir ajo, peladlo y cortadlo en láminas finas.
  2. Batís los huevos con una pizca de sal.
  3. Ponéis a calentar una sartén con un poco de aceite y añadís la lechuga (y el ajo en su caso). Un minuto y añadís los huevos batidos. Preparáis la tortilla como lo hacéis normalmente.

    Servidla inmediatamente.

Si hacéis la tortilla con 1 o 2 huevos únicamente, después de freir la lechuga la reserváis, cocináis el huevo en toda la superficie de la sartén y cuando ya vaya a estar (será muy fina) se le añade la lechuga por encima y luego se dobla por la mitad como en la fotografía. 

Una cena ligera. La tortilla de lechuga servida con una rodaja de pan con tomates secos en aceite

La tortilla de lechuga combina muy bien con el pan de centeno.  Perfecta la combinación para un sándwich de centeno, untado con un poco de crema de queso y unas rodajas de tomate o tomate seco en aceite.

 

12 Comments

  1. Avatar

    Nunca lo había oído, ¡habrá que probarla!

  2. Avatar

    Sin duda se están perdiendo multitud de comidas por vagancia y como dices no inventas nada pero somos vagos los humanos… ejemplo el timo minicroissant manolitos…

  3. Avatar

    What a fabulous idea! I make a soup with lettuce, but never thought about sauteing it this way. Will give it a try soon. Thanks for sharing! 🙂

  4. Avatar

    Amiga lo prepararé pronto!

  5. Avatar

    Para una cena sencilla parece un plato muy socorrido

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.