Bizcocho de pasas y nueces

Bizcocho con pasas y nueces

Este bizcocho con pasas y nueces resulta muy atractivo por el acabado brillante de su superficie con gelatina.

La elaboración del bizcocho es la misma o parecida a la de cualquier otro bizcocho esponjoso al que le añadiremos pasas y nueces. En este caso partimos del clásico bizcocho de yogur. La gelatina la podéis preparar vosotros mismos o comprarla ya preparada.

Este bizcocho con pasas y nueces tiene el encanto de la mezcla de diferentes sabores y texturas. No necesita más acompañamiento que una taza  de té o café pero le va muy bien servirlo con un poco de helado de vainilla.
Bizcocho con pasas y nueces
Un bizcocho deliciosamente suave y ligero, lleno de crujientes nueces y jugosas pasas.

Bizcocho con pasas y nueces

Ingredientes

Sacad los ingredientes del frigorífico  un poco antes para que cojan temperatura ambiente. El bizcocho subirá más y os quedará más esponjoso.

  • 3 huevos (unos 200 gramos)
  • azúcar (2 medidas de yogur)
  • 1 yogur natural
  • aceite de oliva (1 medida del envase del yogur)
  • la ralladura de un limón (opcional)
  • harina (3 medidas del envase del yogur)
  • 1/2 sobre de levadura química (tipo Royal)
  • un puñado de pasas (unos 30 gramos)
  • un puñado de nueces peladas y partidas en mitades o trozos grandes (unos 30 gramos)
  • mantequilla y harina para untar el molde

Ingredientes para la gelatina:

Podéis comprarla ya preparada. Suele venir en forma de polvos para preparar con agua. Si os decidís a prepararla vosotros mismos aquí tenéis los ingredientes:

  • 250 gramos de azúcar
  • 120 ml de agua
  • gelatina (la marca especificará cuantas hojas para 120 ml de agua). Normalmente necesitaréis 1 hoja y media (unos 3 gramos).
  • unas gotas de zumo de limón

Preparación

Bizcocho con pasas y nueces:

Precalentad el horno a 180ºC, calor arriba y abajo sin aire.

Untad un molde redondo de 20 cm de diámetro o uno cuadrado de 17-18 cm con mantequilla, espolvoreadlo con harina sacudiendo bien el sobrante. Para ello podéis darle la vuelta y la harina sobrante caerá por si sola. Otra opción es utilizar papel de cocina y forrar el molde.

  1. Rehidratad las pasas: 20 minutos antes de comenzar a preparar el bizcocho introducid las pasas en un tazón con agua fría. Dejadlas de 20 a 30 minutos.
  2. Cascad los huevos en un bol grande con el azúcar y batid bien con una varilla manual o eléctrica a baja velocidad.
  3.  Añadid el aceite, el yogur y la ralladura de limón y continuáis batiendo y lo integráis todo bien batiendo un
  4. Tamizad la harina junto con el polvo de hornear (pasadla por un colador para que coja aire) e id añadiéndola poco a poco, con la ayuda de una espátula de cocina, mezclando bien.
  5. Verted la masa dentro del molde e introducid en el horno. Puede llevaros una media de 40 minutos.
  6. Cuando lleve unos 25 minutos observaréis que la masa habrá crecido y ya notaréis el aroma del bizcocho. En este momento, y no antes, es cuando podéis abrir la puerta del horno, sacáis un poco la bandeja, y adornáis el bizcocho con las nueces y las pasas por encima.
  7. Lo dejáis unos 15 minutos mas.  Para saber si está hecho pincháis la masa con un palillo para ver si sale limpio.

Una vez hecho sacadlo del horno y dejad que se enfríe. Os podéis ayudar de un cuchillo, pasándolo por los bordes del molde, para sacar el bizcocho con más facilidad.

Gelatina para pintar la superficie:

Mientras tenéis el bizcocho en el horno preparáis la gelatina.

  1. Hidratad la gelatina en agua fría durante 5 minutos.
  2. En un cazo ponéis el agua, el azúcar y las gotas de limón. Lo dejáis en ebullición hasta que el azúcar se haya desintegrado totalmente y se vea un líquido espeso. Entonces apagad el fuego y añadid la gelatina y lo removéis bien.
  3. Dejad enfriar a temperatura ambiente y pintáis la superficie del bizcocho. Utilizadlo en cuanto esté frío porque si lo dejáis demasiado tiempo se os solidificará.

Consejos:

  • No os sintáis tentados de sustituir el aceite por mantequilla, ya que el aceite ayuda a que el bizcocho resulte húmedo pero a la vez ligero  ¡Y el sabor es maravilloso!
  • Si le ponéis ralladura de limón, es importante que sólo ralléis la parte externa del limón (la amarilla) porque si llegáis a la parte blanca, ésta le dará un sabor amargo desagradable.
  • Para que el bizcocho os quede más esponjoso batid la mezcla con varilla manual o batidora de varillas y evitad utilizar las de hélice.
  • El bizcocho con pasas y nueces, como la mayoría de los bizcochos, os durará hasta tres días a temperatura ambiente. Guardadlo en un recipiente hermético. El bizcocho necesita un lugar seco y una temperatura ambiente (aunque esté cerrado). Podéis congelarlo metiéndolo en una bolsa de plástico (o envolviéndolo en plástico y luego envolviéndolo en papel de aluminio y metiéndolo dentro de un recipiente. El bizcocho se congela mejor si no le añadís el azúcar glas. Podéis guardarlo hasta dos meses.  Descongeladlo en la nevera sin quitarle los envoltorios de plástico ni el papel de aluminio.

bizcocho con pasas y nueces
Este bizcocho con pasas y nueces es perfecto para el desayuno o merienda e incluso como postre.

9 Comments

  1. Avatar

    This looks delicious! You spoil us! 😋

  2. Avatar

    Pasas y nueces rica combinación y como los árabes nadie… a ganar kilitos 🙂

  3. Avatar

    Como apetece!!!

  4. Avatar
    Renata Rodrigues

    😋😋😋😋😊😊😊😊

  5. Avatar
    eljardindemerengue

    Que buena pinta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.