Trucha con jamón al horno 1

Trucha con jamón al horno

La trucha con jamón al horno es una receta fácil donde las haya.

La trucha es una opción magnífica para comer pescado a buen precio. Las podéis encontrar durante todo el año en las pescaderías, procedentes de  piscifactorías, en piezas de entre 300 y 500 gramos, que es lo que se considera una ración.

Si buscáis truchas de río, en época de pesca, ya es un plato extraordinario, mucho más caro, pero de un sabor impresionante.

Trucha
Generalmente las truchas son peces de agua dulce y varían enormemente en tamaño y color de piel. 

Trucha con jamón al horno

Ingredientes

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 trucha de ración por persona (más o menos grande según comensal)
  • Lonchas de jamón serrano
  • 2 cebollas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco picado
  • Ajos
  • Sal fina (al gusto)

Preparación

IMG_20180305_131513131.jpg

Si podéis, pedidle al pescadero que os de las truchas ya limpias, sin tripas. Opcionalmente, os puede quitar la cabeza o  no, según prefiráis.

Revisad en casa que la trucha está bien limpia, sin restos de sangre ni vísceras. Muy importante:  lavadlas muy bien por fuera, para retirarles la capa gelatinosa que tienen. Secadlas con papel absorbente, salad y reservad.

En una sartén saltead un poco la cebolla cortada en aros cortados finos. Freídla a fuego lento durante 5 minutos y pasadla a la fuente donde vayáis a colocar el pescado. Reservar.

Precalentad el horno a 200º.

Introducid una o dos lonchas de jamón serrano, según el tamaño, procurando que encaje bien.

Poned las truchas en la bandeja de horno, sobre las cebollas. Poned un poquito de aceite de oliva sobre las truchas  e introducid en el horno, en la bandeja central.

Trucha con jamón al horno

Hornead entre 15 a 25 minutos dependiendo del tamaño de las truchas y la potencia del horno. En cuanto se ven tostadas por encima ya están listas para retirar.

En un mortero habréis preparado una salsa verde  a base de aceite de oliva, ajo y perejil que tirareis por encima de la trucha en el momento de servir.

 

Se pueden servir también unas patatas fritas como guarnición.

 

Como veis, la receta es muy sencilla y no lleva mucho tiempo prepararla. ¡ANIMAOS!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.