Sepia encebollada con tomate

Cecilia, mi colaboradora especial destacada en Inglaterra, ha cocinado hoy una receta “de toda la vida”: sepia encebollada con tomate. En esta ocasión lo ha servido acompañado de arroz blanco.
Sepia con cebolla y tomate. Un plato de toda la vida. Se utilizan típicos productos mediterráneos de la cocina tradicional.  (Cuttlefish with onion and tomato. A plate of a lifetime. We use typical Mediterranean products of traditional cuisine).
Me dice Cecilia: “He cocinado un clásico tuyo, la sepia encebollada…con matices… he utilizado calamares, ya que aquí la sepia es difícil de conseguir”.
Esa es la magia de la cocina: improvisar sobre la marcha, inventar, imaginar, revisitar una receta … y sobre todo nunca, nunca, olvidarnos de poner nuestro ingrediente especial: “el cariño”, el cariño por lo que hacemos y por las personas para las que lo hacemos. Me consta que Cecilia siempre tiene de “eso” en su alacena.
img-20180322-wa0011-e1521739374325.jpg

Yo ya hace mucho tiempo que no preparo esta receta pero me trae muchos recuerdos de cuando vivía en casa de mis padres con mis hermanos y regresaba del instituto, abría la puerta de casa, y percibía ese olorcito a sepia, a cebolla y tomate, friéndose al chup chup, que mi madre estaba preparando, mientras ponía la lavadora, doblaba la ropa, y hacía otras mil cosas a la vez.

Entre mi padre, mis hermanos y yo eramos capaces de comernos dos barras enteras de pan mojando en el tomate.

Os doy mi receta, la que recuerdo, y os inserto las fotos de Cecilia. Por cierto, su guiso de calamares tiene una pinta estupenda….

Sepia encebollada con tomate

Ingredientes

  • Sepia
  • Cebollas
  • Tomate natural (o triturado de bote)
  • Laurel
  • Aceite, sal y azúcar


Preparación

  1. Cortad  la cebolla, la sepia y el tomate y  ponedlo,  en crudo, en una cazuela, junto con un chorro de aceite de oliva, y una hoja de laurel. No pongáis la sal ahora para no correr el riesgo de que la sepia se os haga correosa.
  2. Dejadlo cocer destapado entre 30 o 45 minutos a fuego lento. Añadid la sal cuando esté ya casi cocinado. Para quitar la acidez del tomate poned una cucharadita de azúcar y posteriormente rectificad de sal. Es muy importante remover de vez en cuando.

Si no tenéis mucho tiempo podéis sustituir el tomate natural por un tomate frito casero ya elaborado incorporándolo cuando la cebolla y la sepia lleven ya 20 o 25 minutos cociéndose.

Es muy sencillo de preparar y buenísimo ¡No dejéis de probarlo!

2 Comments

  1. Avatar

    Y que rico !!!!!👉❤

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.