Croquetas de bacalao y patata 1

Croquetas de bacalao y patata

Las croquetas son unos deliciosos bocaditos cuya base suele ser la salsa bechamel y casi cualquier ingrediente que podamos imaginar.

Las croquetas de bacalao y patata de esta receta no llevan bechamel pero son igualmente deliciosas.

Habitualmente, los ingredientes favoritos para las croquetas es el jamón y el pollo.  Pero las posibilidades de las croquetas son innumerables y también las tenemos de morcilla, de setas, de foie, de puchero, de chorizo, de queso, de merluza, de gambas, de diferentes verduras y, cómo no, de bacalao.  Los ingredientes unidos con salsa bechamel, en pequeñas bolitas de forma redonda u ovalada, se empanan con harina, huevo y pan rallado y luego se fríe con abundante aceite.

croqueta de bacalao y patata
El nombre de “croqueta” proviene del término ‘croquette’, que deriva del verbo ‘croquer’, que en francés antiguo significaba ‘morder’.

La croqueta, que es de origen francés pero está muy arraigada en España, se dice que surgió en el siglo XIX de la necesidad de aprovechar todas las sobras de comida en una época de escasez. Por ejemplo, para aprovechar carne sobrante del guiso del día anterior  o restos de jamón que se estaban poniendo ya duros. Todos estos restos se unían con la bechamel, ya que en esa época la harina era un ingrediente que abundaba en las casas.

No obstante lo anterior, a finales del siglo XVII ya se preparaba algo parecido pero no se agregaba bechamel sino patatas, porque al parecer a finales del siglo XVII la bechamel aún no se había inventado.

Para que una croqueta sea perfecta tiene que derretirse en la boca con una textura suave. El relleno perfecto es a gusto del comensal, es decir, aunque los más clásicos están basados ​​en jamón o carne de cocido, actualmente las croquetas están elaboradas con un sinfín de ingredientes como se han enumerado más arriba.

Estas croquetas, que no llevan bechamel sino patata, se encuentran entre mis favoritas.  En mi familia siempre se han preparado las albóndigas de bacalao, cuya base es prácticamente la misma que para esta receta de croquetas pero van rebozadas con clara de huevo batida.

Por supuesto también me gustan mucho las clásicas croquetas de bacalao elaboradas con una base de bechamel,  pero hoy me apetecía cambiar, de ahí estas croquetas de bacalao y patata. Están tan buenas que no puedes dejar de comerlas y ¡siempre saben a poco!.

Las podéis servir como aperitivo o como un primer plato acompañadas con unas habitas tiernas.

croquetas de bacalao y patata
Estas croquetas de bacalao y patatas van decoradas con un poquito de “all i oli” (ajoaceite)

Croquetas de bacalao y patata

Ingredientes

  • 200 gramos de migas de bacalao desalado (en los supermercados se suele encontrar al lado de las bandejas de pescado fresco)
  • 600 gramos de patatas
  • 1 diente de ajo
  • perejil fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • harina de trigo para rebozar
  • 1 huevo para rebozar
  • pan rallado para rebozar
  • aceite de oliva suave para freír

Preparación

  1. Lavad las patatas muy bien y echadlas, sin pelar, en una cazuela con agua y un poco de sal cuando empiece a hervir. Cocedlas durante unos 20 minutos.   Procurad que todas las patatas  sean  del mismo tamaño para que se cuezan todas al mismo tiempo.
  2. Mientras se cuecen las patatas, en una sartén añadid un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una cacerola y rehogad el ajo, pelado y picado muy fino. Le dais unas vueltas y no dejéis que coja color. Añadid el bacalao e id removiendo para que se desmigue mientras se cocina. No os asustéis por la cantidad de agua que soltará. Id removiendo hasta que quede bien seco.
  3. Las patatas las dejáis enfriar un poco, las peláis y preparáis un puré muy fino. Añadid al puré un poco de perejil fresco picado y salpimentad.  Añadid a este puré el bacalao y lo mezcláis bien hasta que quede una pasta homogénea. En el mismo recipiente tapado con film transparente, o en otro, dejáis enfriar la pasta en la nevera.
  4. Esta masa la podéis guardar de un día para otro sin problema. Preparad las corquetas cogiendo porciones pequeñas como para uno o dos bocados.  Les dais la forma que más os guste. Yo las prefiero ovaladas. Pasadlas muy bien por harina, queden bien cubiertas, y después las pasáis por  huevo batido y pan rallado. Las freís en abundante aceite muy caliente.
croquetas de bacalao
Cuando saquéis del aceite las croquetas de bacalao y patata, las dejáis reposar sobre papel de cocina para que éste absorba el aceite sobrante.

Mejor servirlas recién hechas para disfrutar el empanado bien crujiente y que contraste con el relleno suave y tierno del bacalao con la patata.

11 Comments

  1. Avatar

    Delicious! Um! Uumm!

  2. Avatar

    Amo las croquetas y una buena croqueta no es nada fácil, además aceptan miles de ingredientes… buen provecho:)

  3. Avatar

    I miss the translator. I’m sorry, my Spanish isn’t adequate.

  4. Avatar

    Tienen muy buena pinta. Prueba la pròxima vez añadir unos piñones. Quedan de maravilla !!! Saludos, feliz domingo.

    • Avatar

      Hola Laura. Normalmente a las albóndigas les pongo piñones pero como estas croquetas eran como más delicadas decidí no ponerles pero… la próxima vez lo pruebo. Quizás tienes razón y no debemos privarnos de los piñones ¡me encantan! Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.