Saltar al contenido.

Supermercado: ahorremos tiempo y dinero

Hoy en día tenemos a nuestra disposición multitud de tipos de supermercados y tiendas de comida como nunca antes. Con tanta oferta es fácil sentirse abrumado o confundido.  

Podemos crear unos pequeños hábitos que nos ayuden a reducir el tiempo invertido en la compra y, de paso, reducir el gasto total. La clave es la perseverancia en nuestro comportamiento para que nuestro pequeño esfuerzo se vea recompensado.

A continuación os doy una serie de pautas que me ayudan a ahorrar tiempo y dinero y me facilitan las cosas a la hora de comprar.  Espero que os sirvan también.

  • No compres cuando te sientas hambriento. Comprarás por impulso y eso puede llevarte a comprar productos  menos nutritivos y más caros y que no necesitas.
  • Crea una lista de compra y no te salgas de ella: la improvisación te saldrá cara.  Si en casa vas anotando cada producto  del que te has quedado sin stock, o aquello que necesitas para el menú semanal -que habrás planificado-, no tendrás que preopexels-photo-58457.jpegcuparte de olvidarte de nada.  Piensa en lo que vas a necesitar meter en la nevera o en el congelador y comprueba que tienes espacio.  Es una pena verse obligado a tirar comida por no poder consumirla antes de que caduque.
  • Organiza tu lista por secciones tal y como están organizadas en el supermercado al que acudas a comprar. Esto supone un ahorro considerable de tiempo ya que no tienes que ir por los pasillos buscando lo que necesitas. Normalmente acudes al mismo o los mismos supermercados y sabes como están organizados.
  • Comprueba las ofertas del supermercado. Pueden venir anunciadas en Facebook, en la prensa o simplemente vienen destacadas en el mismo supermercado. Si son productos que utilizas habitualmente puedes comprar más de lo que habitualmente compras, si tienes sitio en casa para almacenarlo.
  • Escoge productos de temporada: además de que un producto fuera de temporada es más caro, no se encuentra en su momento óptimo de consumo.pexels-photo-533360.jpeg
  • Resultat d'imatges de date of expiryMira las fechas de caducidad. Podrás tener el producto almacenado por más tiempo y evitarás tirar comida caducada.
  • Compra 2 veces por semana como mucho. Se ahorra tiempo y se evita comprar cosas innecesarias ya que cuantas más visitas al supermercado hagamos más expuestos estamos.
  • Qué días y a qué horas comprar. Elige los días de la semana evitando sábados y vísperas de festivos y la  hora del día evitando las horas punta si es posible.  Es importante para ahorrar tiempo y comprar con comodidad. Una vez más, la organización puede jugar a favor nuestro.
  • En determinadas fechas planifica y haz tus compras con antelación. Un ejemplo sería las Navidades, época del año en el que algunos productos tienen gran demanda y no es aconsejable dejar su compra para el último momento por dos razones: ahorro de dinero si evitamos comprarlo al final cuando el precio ha subido  y por otro lado evitamos las aglomeraciones en fechas señaladas.

 

Resultat d'imatges de supermercado compra online

Actualmente también tenemos a nuestra disposición la compra online.  Según análisis en Expansión  (2017) los españoles preferimos, de momento, comprar en el supermercado y no en internet.  Parece que todavía somos reacios a la compra virtual pero tiene claras ventajas para el bolsillo y nuestro tiempo. Es cómodo, porque puedes comprar a cualquier hora y en cualquier sitio,  y evitamos gastos de traslado.

Para aquellos que viven solos o con su pareja, hay formas de maximizar tu ahorro en la compra:

  • Compra fruta y verduras congeladas. Te facilita la utilización de porciones más pequeñas sin que te preocupes de que el producto vaya a estropearse porque lo consumes más lentamente.
  • Compra unidades pequeñas de una sola porción.  En el supermercado hoy en día es fácil encontrar zumos, yogures, comidas congeladas, comidas preparadas, sopas, etc.  de una o dos raciones.
  • Compra a peso. Siempre que puedas compra en pequeñas cantidades, lo que necesites,  de forma que puedas evitar tirar comida.
  •  Compra verduras que se conserven durante tiempo: por ejemplo zanahorias, lechuga entera, brócoli.  Las que no tengan un tiempo prolongado de conservación comprarlas cuando se vayan a utilizar.
  • Congela el pan en pequeñas cantidades, de forma que sólo tengas que descongelar el que necesites para cada comida.

La organización siempre juega a favor nuestro a la hora de ahorrar tiempo y dinero en nuestras compras.

Y recuerda: NO COMPRES CON EL ESTÓMAGO VACÍO

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: